Areco es Naturaleza

Vení a sentir la inmensidad del campo argentino cabalgando en sus estancias, paseando por los caminos rurales o recorriendo el río Areco a través de arroyos y bosques nativos.

Areco es la combinación perfecta de tradición y naturaleza. Más allá del pueblo aparece el campo, con caminos rurales de tranqueras y atardeceres increíbles, que se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta. Los verdes van cambiando, al igual que el perfume de las cosechas. El aire es limpio y el silencio nos regala una paz total.
La costanera es el lugar preferido para descansar, leer y tomar mate a la orilla del río. Está a sólo metros del pueblo y los fines de semana se transforma en un punto de reunión para arequeros y viajeros por igual.
Para los que prefieren alejarse de la multitud, les recomendamos hacer un paseo en kayak por el río. Las orillas arboladas –con ejemplares nativos como jacarandaes, lapachos, ceibos y tipas– y su gran diversidad de flora y fauna los acompañarán durante todo el recorrido, cruzando arroyos y bosques. Tendrán otra mirada de Areco, más íntima y salvaje.